Microclimas en la comunidad de Castilla y León

La presencia o ausencia de vegetación y sus diferentes características es uno de los principales factores que distinguen los paisajes naturales. En general, elementos del clima como la temperaturas y la precipitación favorecen o impiden el desarrollo de la vegetación.

1.1 Factores determinantes de las peculiaridades climáticas de cyl

El clima de Castilla y León está condicionado por:

 

• La disposición de las unidades del relieve que rodean la región dificultan la llegada de las masas de aire del norte, y sitúan la mayor parte del territorio de Castilla y León dentro de la España seca, con precipitaciones escasas e irregulares y aridez estival. Sólo la parte más septentrional, barrida con alguna frecuencia por el borde de las borrascas responsables del clima atlántico, presenta precipitaciones abundantes, con rasgos climáticos propios de la montaña media.

Asimismo el efecto barrera de las montañas aíslan la región de la influencia marina, lo que explica el carácter de continentalidad del clima de Castilla y León.

 

• La altitud elevada explica el tiempo frío de la amplia meseta (gradiente térmico). La altitud más baja de determinadas fosas tectónicas, situadas sobre todo en los rebordes montañosos (Bierzo o Arribes del Duero), propician un clima local con ciertos rasgos singulares.

1.2 Rasgos climáticos de castilla y León

Castilla y León, pues, no presenta un clima uniforme a lo largo de su extenso espacio regional, ya que participa de dos dominios climáticos, el mediterráneo interior y el de montaña. A ellos habría que sumar algunos espacios comarcales con un clima local diferenciado.

1.2.1 Dominio mediterráneo interior(variedad más fria)

El conjunto del clima meseteño castellano-leonés (zonas llanas) presenta unas características pluvio- métricas propias del clima mediterráneo (aridez es- tival clara -3 meses áridos y menos de 500 mm anuales de precipitaciones- y régimen de precipita- ciones equinocciales). Sus temperaturas, con una oscilación térmica en torno a 20oC, lo sitúan en el tipo de clima mediterráneo interior.

Ahora bien, lo realmente distintivo dentro del clima mediterráneo interior es su carácter frío con inviernos fríos (inferior a los 6° de media en el mes de enero) y largos (de noviembre a marzo, que exceden con creces los tres meses del período invernal astronómico. Los veranos son secos, cortos y moderadamente cálidos (la tempera- tura media de julio y agosto no supera los 22°C).

 

En este conjunto existe un enclave semiárido –con precipitaciones anuales inferiores a 400 mm– al este de Za- mora (confluencia de los ríos Esla y Duero).

1.2.2 Clima Oceánico o Atlántico.

Afecta principalmente a las montañas del norte de Castilla y León. El clima Atlántico se caracteriza por sus temperaturas suaves. Las temperaturas son siempre moderadas debido a la proximidad del mar: los inviernos son fríos y los veranos son cálidos. Las precipitaciones son mayores de 800 mm por año, especialmente en las áreas de montaña y están distribuidas a lo largo de todo el año, aunque son ligeramente menores en verano. Los ríos de esta zona climática tiene niveles de agua altos y regulares. El nivel más alto se produce en primavera debido al deshielo. Este es el caso, por ejemplo, de el Esla. Como consecuencia del clima, la vegetación es abundante y se encuentra siempre verde. Esta formada por prados, bosques de hoja caduca (hayedos, robledales y castaños).


1.2.3 Clima de montaña de tipo medio o bajo

Los rebordes montañosos que rodean la región se caracterizan por un aumento de las precipitaciones (entre los 600 y los 800 mm en la zona de transición; y por encima de los 800 mm a medida que aumenta la altitud, hasta desaparecer incluso la aridez estival). Las temperaturas medias experimentan un descenso general con el in- cremento de la altitud, tanto durante el invierno, que llega a ser muy frío (<0°C en enero), como durante el ve- rano, con temperaturas suaves y cuya media no rebasa los 18°C durante los meses de julio y agosto.

Climas locales en la periferia de la región

Se localizan en la fosa del Bierzo, los Arribes del Duero en la vertiente meridional del Sistema Central (solana), en Gredos y en otros puntos menos destacados. Su rasgo climático distintivo es el aumento de la temperatura media, sobre todo durante el invierno, lo que se ha aprovechado tradicionalmente para el desarrollo de cultivos más termófilos (olivos, naranjos, tabaco…).

1.3 Mapas y tabla de precipitaciones y temperaturas

                1.3.1Temperaturas medias mensuales y anuales

 

1.3.2 Mapa variedades climáticas de CyL

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s